Buen viaje Xito

Sé que era de esperar, que en cualquier momento podía suceder.

Que la edad, que el perrito era viejo y con su artrosis, que los pastores alemanes, que sus caderas, el frío y lo que querais. Se me fue mi perro Xito, suave  y juguetón, parecía broma, pero  nada más triste que la realidad en este momento.

Xito cachorro
Xito Cachorro

 Nunca sabes cuando llegará, pero cuando llega es como esa angustia que entra por tu garganta, no te deja tragar, el estómago es una bola de clavos pinchando y raspando por dentro.

Es el dolor del adiós, el de no te voy a tocar más, no te voy a rascar más, ni encontraré tus pelos, ni oleré tu aroma perruno, ni escucharé tus patas cansadas caminando hacia mí. No encontraré tu peludo cuerpo en cualquier rincón de casa. No estará tu morro cada vez que estire mi mano. Ni cada vez que abra una bolsa de plástico. Nada oiré cuando suene el timbre, ni cuando haya otros perros cerca.

Nada sentiré cuando avance  la noche, cuando los fantasmas vengan y tú no les ladres.

  14 años de compañero, losé, no es cualquier cosa.

Ratos de jugar y correr, de ladrar y perseguir.

Paseos de playa y campo, nervios  y alegrías. Y cada mañana al despertar, como si cada día fuera mi cumpleaños, una verdadera fiesta. De cachorrito infatigable  a maduro seductor y abuelo tranquilo.

  Y esa infatigable manera de vivir cada momento como si no hubiera nada más importante.

Esa concentración persistente en un olor, un juguete, un sonido. Siempre bromeamos contigo, no pudiste ser perro guía, ¡que va! ¡con lo bien que se está en casita! tú podrías haber sido lo que tu quisieras, ¡pero nada como en casa!

Tu máxima felicidad, vigilarnos a todos, todos juntos, nada de dispersarse, la familia unida, los amigos juntos, los perros también, ¡y¡nada de discusiones! ese eras tú. Poderoso Xito, divertido y amoroso a la vez.

Con un corazón del tamaño del universo, por eso no resististe de tanto amor.

  Soñamos con regalarte alguna vez un rebaño de cabras para que tu instinto de pastor las sacara a pasear; también imaginamos si hubieras sido perro policía, o de rescate, pero por tus ladridos, Paloma, que siempre da en el clavo, acabó llamándote perro Poligonero.

¿y que podemos decir de tus conciertos en el cercadillo? aún cuando ni un perro pasaba, tú alerta, espectante a ver si había que ladrar a algo.

  Los mejores agujeros en la arena, ¡esos eran los tuyos!Las mejores carreras, ¡y  los  mejores tesoros encontrabas! Y en estos últimos meses, con mi tristeza, bien sabías tú que no podías dejarme sola con mi pena.

Haciéndote el fuerte, el amable para que yo fuera feliz.

Y los paseos al sol, para fijar calcio, medicinas y veterinario, sufrimiento, dolor, y una grandeza ante los cambios, una aceptación de tu imposibilidad, una valentía, que lo pienso y no dejo de llorar. Otro ejemplo más para mí, en estos últimos seis meses, la vida me ha regalado el ejemplo de vosotros  mis dos perros, cada uno a su manera, me habeis  enseñado más que la gente.

         El amor incondicional, el respeto, la dignidad, la grandeza, la aceptación de un final anunciado que aún no acierto a entender. En el dolor de mi corazón, en  un rasquicio de odiosa razón razonable, he soltado tu collar,   he abierto mi mano para que puedas volar al otro lado del arco iris, donde te esperan tus hermanos, Nevi, Bimba, Heidi, Tais, Lila, Fica, Yeco, Guille, Poker  Ouiphi+, y tantos otros….    y  donde esperamos ir algún día para de nuevo volver a estar y disfrutar contigo.

  Buen viaje, ¡Xito!

¡Feliz 2020!

          No soy yo de felicitar el año en mi blog, generalmente lo suelo hacer mediante algún episodio de podcast en  Ladrando en la Nube o algo así.

         Pero este año siento que es algo diferente.

  Mi perro Xito,  está  mayor, y no deseo que este blog se convierta en una necrológica perruna, sería un flaco homenaje a mis perritos, y mi intención es justo lo contrario.

         Son  los primeros días del año, y me temo que todos estamos hasta las orejas de espumillones, elfos y comidas grasientas.

         Le va a venir genial a nuestro tracto digestivo darle un descanso.

No obstante, ¿Cómo no hacer lista de agradecimientos y de propósitos?

       ¡Empezaré con los primeros!

        Agradezco a toda la gente que tuvo un momento para acompañarme en la despedida de mi perra guía, a la cual llevo siempre  en mi corazón. 

        Especialmente agradezco a Raquel, su educadora, que aún desde la distancia me regaló palabras sanadoras en el dolor de aquellos días.

        También agradezco a Loles, que lloró conmigo, y que perdió a su perra 10 días después que yo.

        Poner la lista de todas y  todos, sería interminable,  y muy pesado para un post, así es que gracias a todos.

       Y ahora van los propósitos:

¿Viajar?

¿Mejorar  haciendo podcast?

¿Tratar mis defectos y manías?

¿Mejorar en tolerancia y comprensión?

¿Hacer deporte? 

¿Perder peso?

¿Mejorar con la guitarra?

¿Avanzar en mi aprendizaje de inglés?

        Todo eso, ¡y mil cosas más que no quiero desvelar para que sean sorpresas!

        Además, este año es especial

        ¡20 aniversario de mi clínica de fisioterapia!

       Impresionante ¿no?

       A mí también me cuesta creerlo,

       ¡Y os aseguro que lo celebraremos todos juntos con mucha ilusión, y la mayor de las alegrías!.

        ¡Seguiremos informando!

In Memoriam

Ayer de mañana, da igual cuando leas este texto, ayer, mi socia, mi compañera de aventuras, mi cómplice mi perra guía, ¡se le fue la vida a chorros.

     Una hemorragia interna en el bazo se la llevó volando.

Desde entonces estoy sola, triste, desolada. Mi casa está vacía, su camita silenciosa.

     La calle es un monstruo terrible y hostil que me amenaza, quiere devorarme y acabar conmigo.

     Echo de menos todo, su pelo, su ilusión, su pata de adelante, sus orejas bailando, su cola esponjosa, su olor dulce a animal….

Se fue volando y no me dio tiempo ni de decirle adiós.

   Alguien me envió esta frase:

“la gente viene al mundo para aprender a vivir una buena vida, cómo amar a los demás todo el rato y ser buena persona, bueno, como los perros ya nacen sabiendo cómo hacer todo esto, no tienen que quedarse tanto tiempo como nosotros”

   Hermosa frase,  ¡pero yo quería más tiempo!

   Mi perrita, mi ejemplo, mi modelo a seguir.

¡todos los valores que yo con mucho trabajo debo aprender y practicar!

   Fiel, tolerante, libre,  amorosa, suave, dulce, disfrutona, llena de alegría, divertida, siempre con ganas de jugar, siempre con ganas de agradar…

¡Quiero ser como ella!

         Aprender a ser feliz en la locura del trabajo y la alegría del tiempo libre. Aprender a sentir el sol de invierno y la frescura de la brisa del verano.

         Aprender a soñar con todo mi cuerpo, con toda mi alma en movimiento. Disfrutar comiendo y bebiendo como si fuera lo único que hay que hacer.

         Esperar cada mañana a salir al mundo con la ilusión  siempre, buscando lo mejor, lo más bueno del día.

      Permanecer firme en las decisiones con la confianza íntegra y noble.

       Aprender a escuchar en silencio y arreglarlo todo con un lametón.

       ¡Yo quiero ser como ella!

No quiero que se me olvide.

   Debo salir a la ciudad, golpearme y tropezar para no olvidar que ella estuvo ahí y que nunca, nunca dejó que las cosas fueran mal.

   El mundo seguirá, no comprendo cómo, pero seguro continuará.

Los coches, el sol, la gente, todos recorrerán sus caminos.

Mientras, yo estoy aquí parada esperando a reponer fuerzas para ser como ella y demostrarle que puedo llegarle un poco a la planta de sus pies y con más ganas que nunca de salir volando a buscarla.

Hola!

Salvi con sus perros guia

¡Ojalá disfrutes tanto leyéndolo, como yo, mientras lo escribo!

¡Ah, y cuidado no te llenes la ropa de pelo de mis perros al leer cada post!

Os recomiendo escuchar mi podcast donde te cuento mis aventuras por el mundo

La sensación de vivir

El viernes 15, fui con unos amigos a ver una obra de teatro llamada la tentación de vivir.

Resulta que muy cerca de mi casa, lo que eran hace unos años los cines Luchana, se han reconvertido en precisamente los teatros Luchana.
Sus salas, se han reajustado a lo que podría ser un teatro para grupos pequeños.
Parece mentira que teniendo tan cerca estos teatros, nunca se nos había dado por entrar ni ver alguna de sus obras.
En los teatros Luchana hay arte para todos los públicos, pero ha sido la obra, la tentación de vivir, la que disfrutamos el otro viernes.
Escrita por Denise Despeyroux.
Producción: Estudio3
Dirección: Agustín Bellusci
Dramaturgia: Denise Despeyroux
Reparto: Laura Angulo / Miguel Bosh / Raúl Campos / Silvia Criado / Lara Díaz de Sonseca / Arancha García-Ormaechea / Gema Garcimartín / Eloy Noguera Atienza / Luis Riera / Nerea Sanjuan
Escenografía: Mónica Florensa
Vestuario: Mónica Florensa
Es gracioso oír sus voces en el teatro, y sentir que me sonaban, ¡claro! ¡Alo mejor se toman el café en el mismo bar. Y a la misma hora que yo!
¡O quizá hasta han acariciado a mi perra!

En el resumen esto es lo que nos cuentan desde el propio programa:
Una cirujana frustrada por abandonar su vocación de violinista, adicta al alcohol. Un hombre la persigue. Una anestesista provoca estados de trance y fechorías chamánicas. Dos hermanos contemplan como una desconocida da latigazos a la tumba de su padre y hacen el gran descubrimiento de sus vidas. Una pareja de lesbianas en crisis por la aparición del instrumentista de quirófano que, además, vende planes de criogenización. Un psicoanalista, guiado por su amiga tarotista receta actos psicomágicos a sus pacientes preferidos, con consecuencias por supuesto dramáticas…

¡Ahí es nada!

Lo cierto es que es una delicia de obra, los personajes son gente entrañable y divertida, llenos de ternura, a veces tristeza, a veces desazón.
Son gente como podemos ser cualquiera, con sus pequeños dramas, y como la vida misma, unas historias se enlazan con otras, o se relacionan.
¿No os ha pasado que de repente conocéis a alguien que estuvo en el mismo sitio que vosotros alguna vez?
¿Qué conoce a la misma persona?
¿Qué viajó en las mismas fechas a algún sitio?
Ahí no se sabe si es casualidad cuanto sucede, si es el destino, si cada individuo tratando de mejorar sus emociones, mueve un poco el mundo y el efecto mariposa hace su trabajo.
No sé muy bien como contar lo que percibí en esta obra, pero fue muy simpática, me reí cantidad, a pesar de que los personajes y las historias, a veces eran un poco dramáticas.

Querría contaros más de la obra, pero ni siquiera os puedo decir el final, porque podría ser cualquiera.
Eso si, os recomiendo que vayáis y no os la perdáis, ¡os va a encantar!

Aprendiendo a publicar desde el escritorio de WordPress

Ayer, a los que me leéis de vez en cuando, os llegaría una notificación o bien en redes sociales o bien por correo con un nuevo post, que luego dejó de existir.

Veréis, es que realmente me cuesta publicar los post, cuando ya me he aprendido la aplicación del iphone, hay una actualización y vuelvo a perderme.
Cuando me sé lo de publicar desde Word, ¡se me arma otro lío!
Total, que le pedí por favor a Jose Manuel Delicado que me enseñara con paciencia a publicar directamente desde el escritorio de WordPress, y eso fue mi prueba.
Entre lo poco que sé, y lo poco accesible que es esto, ¡menudo lío me armo!
Y es que hay tanta terminología que desconozco, tantas palabras raras….
¡Pero mi profe me lo explica genial!
Este chico vale cantidad, ¡deberíais contratarle todos!

Con un poco de suerte, y un par de clases más, estaré un tiempo intentándolo desde aquí, desde el propio escritorio de WordPress y espero que a partir de ahora todo me sea más fácil.
¡y prometo escribir por aquí las instrucciones exactas para el que le interese!

Bimba, eres inmortal

 27 de diciembre de 2016. Yo creí que eras inmortal, que tu sombra y la mía irían cuerpo con cuerpo a todos

sitios, que tu tacto en mi mano, tu olor, tus pisadas serían eternas en mi día a día.

 Recuerdo cuando oí hablar de ti: es labradora, medianita, blanca, es seria y firme en su
trabajo, vale la pena, de verdad que vale la pena….

 Y llegó el día en que te conocí: sí, así, suave alegre, cachorrita imparable, divertida,
con cara de payasete.  

 También conocí a tu familia, a tu imagen y semejanza, entre ellos y yo, la complicidad
para siempre de algo tan bonito compartido como tu presencia. 

Tus juegos, tus manías, tus gustos, tus preocupaciones…

 Aprendimos juntas de nuevo a ser libres, a caminar el mundo sin miedos, cruzamos
calles, recorrimos caminos, viajamos hasta el infinito.  

 Mi vida volvió a ser magia contigo.

 Mi alegría era tu alegría, tu dolor mi dolor.

Hiciste magia en mitrabajo, en mi hospital con los pacientes, los compañeros. Ahí
conquistaste el corazón de todos, pero sobre todo, el de tu madrina favorita, Paloma,  que comprendía tu pensamiento mejor que tú misma.  

Ella curó tus heridas, cuidó de ti, jugó y robó casi para ti, creando entre las dos una
hermandad bastante perruna.  

 Nadar en la playa, seguir rastros, robar comida, romper juguetes, dormir en el sofá,
subirte a mi cama si no estaba yo en casa, roncar conmigo en la tumbona de al lado,  bronceador y sombrilla….  

Acompañarme con mis dolores de hernia, para luego yo acompañarte con tus otitis y
cirugías posteriores.  

Lamer mi mano en las malas, y lamerla en las buenas.

Acariciar tu pelaje cuando la felicidad, cuando la tristeza, la incertidumbre y el agobio. 

 Ir acompasando mi paso al tuyo, cuando los años pasaban, y no darme cuenta nunca de
que te hacías mayor, de que pedías un descanso.

 Afrontando la llegada de tu hermano Xito, cachorro travieso que soportabas de aquella
manera.  

Y lo más digno: recibir a tu sustituta perra guía, no mostrar ni un mal gesto, ni un
enfado.  

Fue un cambio de arneses, sin mucha ceremonia, pero con gran nobleza y bondad.

 Disfrutar de tu vejez, ahí siempre, más pausada, más seria, más a lo tuyo, sólo cuando
las cosas eran exageradas aparecerte a ver que se pajareaba por ahí… 

 Y en esto andábamos, en este equilibrio de salud, vejez y juego, en esta tomadura de
pelo que le hacíamos entre tú y yo a la muerte que nos acechaba en cada esquina, en  cada chaflán, y como siempre nos reíamos juntas de eso, de esa tontería que es morir.  

 Porque tú no te has muerto, ¿verdad? Estás por ahí arriba, subiste a una estrella
aprovechando que es navidad, volaste lejos y por primera vez en mi vida, te fuiste sin  mí, y yo estoy perdida. 

I

Las 15 familias Chuetas

Yo tenía la buena intención de añadir a cada audio de podcast un texto en este blog. Y, ya veis, poca cosa hago. Más bien envío cada episodio ¡y voy dejando la buena costumbre de explicarlo!

Algunos audios son de mis aventuras, otros de pequeñas historias cotidianas que igual ni siquiera vale la pena que las describa.

Sin embargo, esta vez, dada la importancia que tiene para mí la entrevista de este capítulo, no puedo permitirme dejarlo así, sin contar qué y quiénes son estas familias: Los Chuetas.
Aguilló, Bonnín, Calle, Cortés, Forteza, Fustér, Martí, Miró, Picó, Pinya, Pomar, Segura, Tarongí, Valentí, Valleriola, Valls…

Aparentemente apellidos normales, tal vez catalanes algunos, ¿verdad? cualquiera tendríamos un amigo, un conocido, un profe que se llamase así.

Fueron José Manuel Laureiro y Anun Barriuso quienes por primera vez los nombraron. 15 familias judías, descendientes de judíos mallorquines, obligados a convertirse al catolicismo. O eso, o morir en la hoguera, así de simple.

Fueron señalados en el siglo XVII por la sociedad, considerándolos una minoría marginal, hasta casi el día de hoy.

Historias de delaciones, de sacrificios, luchas políticas y religiosas y una sociedad cruel durante varios siglos descargando su ira contra estas familias.

Salvi y Miquel

La noche del 9 de noviembre he tenido la gran suerte de conocer y entrevistar a un descendiente de este grupo de familias, Miquel Segura.
Podéis oír la entrevista aquí.

[spreaker-episode episodeid=» 7134041″ includetitle=»0″ includedescription=»false»]

Yo sólo puedo añadir que Miquel es un hombre estupendo, cercano, entrañable,
que me contó mil historias sobre su familia, sobre sus antepasados.
No me pareció ni triste ni resentido; quizá algo cansado de dar la misma explicación a todo el mundo.

Una parte de mí se identificó con él, por ese punto en el que de una manera u otra, la gente te hace sentir diferente, y no precisamente para hacerte sentir mejor, sino todo lo contrario.
Pero aprendí con sus palabras y su historia, que la diferencia nos hace ser mejores personas, nos hace superarnos, redescubrirnos, buscar el camino para ir al lugar donde mejor nos vamos a encontrar y rodearnos de lo mas selecto, de todo cuanto necesita nuestro corazón.
¡y ahí nos vamos a quedar para disfrutar de regalos como Anun, Miquel o José Manuel!

Creo que todos recordamos, en los días cercanos al 15 de mayo del 2012 como una ilusión nueva inundó a parte de la sociedad española, la cual, arta de tantos desmanes, quiso reivindicar en calles y plazas, cuanta sinrazón nos imprimen tanto políticos como instituciones.
De aquél sueño hecho realidad, en esa primavera, y con motivo del cierre de varias escuelas de música en muchos barrios de la ciudad de Madrid, producto de los recortes económicos que impuso el gobierno para sanear supuestamente sus arcas y las deudas de los bancos, Surgió la Solfónica de Madrid, un grupo de músicos y aficionados a la música que acabaron convirtiéndose en el símbolo de los indignados del 15m y su banda sonora.
Estos días en mi hospital, viene a tratamiento una chica, activista y componente de esta Solfónica que acompaña a cuantas manifestaciones y eventos reivindicativos se organizan en nombre de los derechos civiles y la libertad.
Y yo, como ahora grabo más que escribo, aquí os dejo la charla que mantuvimos ambas, donde me cuenta sobre la Solfónica, sus actuaciones, sus momentos estelares, y como no, la presión a la que están sometidos sus músicos con la tan famosa y represiva ley mordaza.
Escuchad cuanto me cuenta, que es súper interesante.
Además, ahí, en el audio, añado trozos de actuaciones de la Solfónica, que aunque no es de gran calidad su sonido por estar interpretada en la calle, si que es bonito escucharlos, y de alguna manera, cantar con ellos es nuestro pequeño homenaje.

[spreaker-episode episodeid=» 6574405″ includetitle=»0″ includedescription=»false»]

¡yo voy al teatro!

Aprovechando que Juanjo me ha preparado otra forma de mandar post al blog, utilizando el correo electrónico, aunque leo por aquí que este método ya es un poco arcaico, no deja de ser cómodo si la cosa se puede publicar.
¡Le tengo loco al pobre Juanjo! tres días por lo menos para ver si por fin sale bien.
¡Mira que da guerra esto del blog!
Y es que para mí es una pesadilla entrar a publicar un texto desde internet con lo que se me mueve Jaws, mi lector de pantalla.

Pues lo dicho, aprovecho este post para promocionar el corto que los chicos de teatro accesible han hecho para explicar a la gente en qué consiste esto de ir al teatro adaptado para personas con diferentes discapacidades.
Partiendo de la base de que la cultura debe ser universal, qué menos que el teatro también lo sea.
Que no por ser ciego, o sordo, debamos privarnos de semejante lujo, disfrutar de una obra de Lorca, de Calderón de la Barca, o de Lope de Vega.
Para las personas con ceguera está la audio descripción con un dispositivo que mediante un auricular se pueden escuchar pequeñas acotaciones para seguir de forma exacta los sucesos de cualquier obra de teatro.
Para los sordos, los subtítulos y el bucle magnético.

En este corto, tanto Marisa como yo, vamos contando qué es para nosotras el teatro accesible y qué supone en nuestras vidas. Espero que os guste y le deis difusión al vídeo, pues buena falta hace, que todo el mundo sepa que existe, y en que consiste. https://www.youtube.com/watch?v=MClHmQrVQvY&feature=youtu.be