¡Feliz 2020!

          No soy yo de felicitar el año en mi blog, generalmente lo suelo hacer mediante algún episodio de podcast en  Ladrando en la Nube o algo así.

         Pero este año siento que es algo diferente.

  Mi perro Xito,  está  mayor, y no deseo que este blog se convierta en una necrológica perruna, sería un flaco homenaje a mis perritos, y mi intención es justo lo contrario.

         Son  los primeros días del año, y me temo que todos estamos hasta las orejas de espumillones, elfos y comidas grasientas.

         Le va a venir genial a nuestro tracto digestivo darle un descanso.

No obstante, ¿Cómo no hacer lista de agradecimientos y de propósitos?

       ¡Empezaré con los primeros!

        Agradezco a toda la gente que tuvo un momento para acompañarme en la despedida de mi perra guía, a la cual llevo siempre  en mi corazón. 

        Especialmente agradezco a Raquel, su educadora, que aún desde la distancia me regaló palabras sanadoras en el dolor de aquellos días.

        También agradezco a Loles, que lloró conmigo, y que perdió a su perra 10 días después que yo.

        Poner la lista de todas y  todos, sería interminable,  y muy pesado para un post, así es que gracias a todos.

       Y ahora van los propósitos:

¿Viajar?

¿Mejorar  haciendo podcast?

¿Tratar mis defectos y manías?

¿Mejorar en tolerancia y comprensión?

¿Hacer deporte? 

¿Perder peso?

¿Mejorar con la guitarra?

¿Avanzar en mi aprendizaje de inglés?

        Todo eso, ¡y mil cosas más que no quiero desvelar para que sean sorpresas!

        Además, este año es especial

        ¡20 aniversario de mi clínica de fisioterapia!

       Impresionante ¿no?

       A mí también me cuesta creerlo,

       ¡Y os aseguro que lo celebraremos todos juntos con mucha ilusión, y la mayor de las alegrías!.

        ¡Seguiremos informando!