abril 6, 2021

¡por aquí hay mucho espía!

¿Quién se ha chivado a mi instructor?

Hoy he recibido una llamada, resulta que mi instructor, o sea el de Goleta y mío, porque en esto, vamos a la par, ¡se ha enterado de mis aventuras con la perra!

No es muy correcto, ni de buena usuaria de perro guía el hecho de dejar, sin ir más lejos, que la perrita suba al mostrador de la tienda de lobitos, lo sé, no es muy edificante ni para ella ni para mí, ¡pero ¡qué le vamos a hacer!

La vida diaria con un perro guía va más allá de una lista de instrucciones bien dadas, de un buen trabajo de guía, y de unos ejercicios de obediencia.

Lo sabe el instructor, lo sé yo, ¡y hasta Goleta lo sabe perfectamente!

 

¿Pero quién de vosotros le ha contado a ese hombre lo que escribo en este blog?

¡Que levante la mano!

Pedro Márquez es quien ha entrenado a mis perras, desde Heidi, una formal perra pastora alemana, pasando por Bimba, labradora blanca, y vaga donde las haya, Nevi, mi anterior pastora alemana, y ahora Goleta.

Me conoce bien, son ya por lo menos 25 años de darle el coñazo, de compartir confidencias, alegrías y penas.

Es un gran profesional, aunque algo tiquismiquis con sus perros, y bastante exigente.

Él sabe mis manías y mis fortalezas con mis perras, y a veces no se explica la razón por la cual, yo, a base de darles la charla, las convenzo y guían bien.

Ese instructor no sabe qué es el twitter, ni FB, ni distingue un blog de un podcast, de un artículo de prensa.

¡Alguien se lo ha cantado todo!

Aquí os dejo una entrevista que le han hecho, que es exactamente su esencia, y os invito a leerla, porque muestra su versión de qué es un perro guía y cómo funcionan.

Entrevista Pedro Márquez.

No se lo digáis al instructor, que ese tiene la autoestima más alta que la de un pastor alemán, pero nunca estaré suficientemente agradecida con el trabajo de todas y cada una de mis perras.